lunes, 6 de mayo de 2013

Los Evangelios apostatas. Mormones, Adventistas, Testigos de Jehová y el dogma mariano.


Para los que creemos que la Biblia es la revelación de Dios hacia los hombres, vemos en Gálatas 1:8 y 9 la advertencia mas seria en contra de modificar, alterar, añadir o quitar algo sobre el evangelio (mensaje de buenas noticias) dado por los apóstoles a la iglesia.

El apóstol Pablo escribe en su carta a los gálatas 1:8 Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.
1:9 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema. 

Estos versículos son sin duda la piedra angular para mantener y perseverar en la sana doctrina y en el único evangelio revelado por Dios a los hombres por medio de los apóstoles. Este evangelio es completo, no acepta añadiduras, tachaduras, ni nada por el estilo.

En la advertencia Pablo da dos expresiones,  "mas si aun nosotros" y "un ángel del cielo", en la primera expresión se refiere que si aun los lideres de la cristiandad enseñaran un evangelio diferente, estos deben ser considerados como anatemas o malditos. La segunda expresión se refiere, que si aun se revelara otro evangelio de manera sobrenatural o milagrosa como un ángel del cielo, también debe ser rechazado y considerado anatema. 

Pero muchos cristianos no hicieron caso de dicha advertencia y en el siglo XIX, surgen cuatro nuevas revelaciones, podemos decir cuatro nuevos evangelios:

El de José Smith y los mormones 1834.

 En este caso José Smith recibe una nueva revelación por parte del ángel Moroni o mormon. Esta revelación le es dada en unas planchas de oro las cuales son traducidas por Smith y de ellas surge el libro del Mormon, la tercera revelación de Jesús. En este libro se narra la historia de como una descendencia de Abraham (nefitas) va hasta las Américas, también como Jesús después de su resurrección, viene a America a enseñar el evangelio y el bautismo a los nativos americanos descendientes de Abraham, los cuales siglos después son exterminados por nativos de piel negra o pieles rojas. 

Aparentemente el evangelio de los mormones es igual que el de los apóstoles, un mensaje donde se enseña que la salvación es un regalo de Dios que solo se consigue por medio de su Hijo Jesucristo. Pero de tras de esta verdad se enseñan cosas realmente ajenas al mensaje autentico de los apóstoles. Por ejemplo, los mormones enseñan sobre la existencia de muchos dioses, concepto erróneo de la palabra Elohim, que aparéese en el Antiguo Testamento, esta palabra en el contexto griego se entiende como "dioses", pero en el contexto hebreos se entiende como "señores o poderosos" y en la Biblia se aplica tanto a la asamblea de los ángeles en el cielo, como a los jueces humanos en la tierra, mas este palabra no es para referirse a dioses como deidad, sino como señores, ósea que se señorea o domina algo, más los mormones lo toman como dioses divinos y ellos mismos aspiran a ser dioses en la otra vida, capaces de engendrar espíritus los cuales serán como hijos que adoraran a sus padres eternos. 

Otra enseñanza fue la de la poligamia, la cual los propios mormones la restringieron en la practica mas no como enseñanza del profeta Smith.

Aquí tendrían que preguntarse los mormones. ¿Cuando los apóstoles enseñaron que el pueblo de Dios comprado por la sangre de Cristo, llegarían a ser como dioses? ¿Que tan valido es creer en esa revelación del ángel Moroni, si el propio Pablo advierte en contra de nuevas revelaciones aun si vinieran de un ángel?

Gillermo Miller y Elena White y los Adventistas del 7° día. 1863.


Estas dos personas son las encargadas de establecer una nueva revelación que se consolidó como otra más de las organizaciones religiosas que se autodenominan como la autentica Iglesia de Cristo. Guillermo Miller se obsesionó con el libro de Daniel, y pese a la advertencia bíblica de que nadie conoce el día ni la hora en la que Cristo vendrá, ni los ángeles, no un el Hijo, sino solo el Padre. Guillermo Miller creyó poder saber en que fecha podría darse el advenimiento de Cristo, de ahí el nombre de esta organización "Adventistas".
Mas los fracasos de Miller con respecto a las fechas que propuso para el advenimiento del Señor, no disolvieron la organización y en gran parte por Elena White, que es considerada una profetiza. Ella fue la que dio nuevos brios a esta peculiar iglesia. 

Al igual que los mormones, los adventistas tienen un mensaje central del Evangelio muy similar al de los apóstoles, ósea, una salvación solo por medio de la fe en Cristo. Pero al igual que los mormones, los adventistas tienen enseñanzas que contradicen el mensaje original de los apóstoles. 

Elena White, enseñó la importancia de guardar el día sábado y no comer carne de puerco, estas creencias tienen mayor importancia que otras enseñadas por Jesús y sus apóstoles como la gran comisión. Los adventistas de  la mano de White llevaron sus creencias del día sábado a niveles de indispensable para la salvación, pues enseñaron que el Papa líder del catolicismo es el anticristo y el guardar el día domingo y no el sábado, es su marca, ósea el 666. Las Iglesias protestantes son vistas como hijas de la gran ramera (catolicismo) y el hecho de que guarden el domingo las hace obedientes al Papa, por lo tanto todos los que guardan el día domingo y no el sábado son portadores de la marca de la bestia y son considerados como condenados. 

El problema es que los adventistas contradicen a los apóstoles, y hay que recordar que esto no es nada nuevo. Los Papas y sus concilios fueron los primeros en contradecir las enseñanzas apostólicas, y con el mismo pretexto de siempre, por "nuevas revelaciones dadas por Dios". 

El concilio o asamblea de Jerusalén, Hechos cap. 15.
Sin duda este es uno de los textos bíblicos que mas incomodan a los adventistas y judaizantes, pues en este capitulo, se enseña como se resolvió un conflicto interno en la Iglesia Primitiva. La iglesia crecía grandemente entre los "no judíos" (gentiles), por lo que muchos judíos que creían en Cristo, consideraban necesario que estos gentiles, se circuncidaran y guardaran toda la Ley de Moisés.

Hechos.
15:3 Ellos, pues, habiendo sido encaminados por la iglesia, pasaron por Fenicia y Samaria, contando la conversión de los gentiles; y causaban gran gozo a todos los hermanos. 
15:4 Y llegados a Jerusalén, fueron recibidos por la iglesia y los apóstoles y los ancianos, y refirieron todas las cosas que Dios había hecho con ellos. 
15:5 Pero algunos de la secta de los fariseos, que habían creído, se levantaron diciendo: Es necesario circuncidarlos, y mandarles que guarden la ley de Moisés.

¿Qué implicaba guardar la Ley de Moisés? No era otra cosa que seguir todo lo que esta escrito en Deuteronomio y Levíticos, dos de los cinco primeros libros del Antiguo Testamento. Entre ello circuncidarse, guardar el día sábado, festividades, lunas, etc.

Así que la Iglesia Primitiva tenia que definir si los gentiles (no judíos) tenían que circuncidarse y guardar la Ley de Moisés o no. Veamos que fue lo que decidieron los apóstoles según el libro de Hechos.

Hechos
15:7 Y después de mucha discusión, Pedro se levantó y les dijo: Varones hermanos, vosotros sabéis cómo ya hace algún tiempo que Dios escogió que los gentiles oyesen por mi boca la palabra del evangelio y creyesen.
15:8 Y Dios, que conoce los corazones, les dio testimonio, dándoles el Espíritu Santo lo mismo que a nosotros; 
15:9 y ninguna diferencia hizo entre nosotros y ellos, purificando por la fe sus corazones. 
15:10 Ahora, pues, ¿por qué tentáis a Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar? 
15:11 Antes creemos que por la gracia del Señor Jesús seremos salvos, de igual modo que ellos. 
15:12 Entonces toda la multitud calló, y oyeron a Bernabé y a Pablo, que contaban cuán grandes señales y maravillas había hecho Dios por medio de ellos entre los gentiles. 

En este discurso deja en claro Pedro que la salvación es por gracia y no por el cumplimiento de la Ley, de la circuncisión o de guardar el día sábado. 

Conclusión final la asamblea de Jerusalén.

Hechos.
15:28 Porque ha parecido bien al Espíritu Santo, y a nosotros, no imponeros ninguna carga más que estas cosas necesarias: 
15:29 que os abstengáis de lo sacrificado a ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación; de las cuales cosas si os guardareis, bien haréis. Pasadlo bien. 

Con esta conclusión la cual no solo es de carácter humano, sino que el Espíritu Santo interviene realmente, no quedan obligados los gentiles a guardar el día sábado, ni otro precepto de la Ley. Claro que los indoctos y burlones, dicen con respecto a esta concusión; ¿Entonces es valido matar? ¿Es valido robar? y la respuesta es un contundente, "claro que no". Pablo nos enseña sobre las obras de la carne en Gálatas 5: 19 al 21, y nos advierte que, quienes practique tales cosas no heredaran el Reino de Dios. Pero en ninguna parte de las instrucciones apostólicas se enseña que el creyente debe guardar el día sábado, y mucho menos para salvación. 

Charles Russell y los Testigos de Jehová. 1870.


Carlos Russell fue en hombre con grandes influencias de Miller con respecto al libro de Daniel y el conocimiento de cuando seria el advenimiento de Cristo. Pero Russell era un hombre que había abandonado la Iglesia años atrás por no creer en la doctrina calvinista de la predestinación, donde Dios ya tenía predestinado a cierto numero de personas a la salvación y otras a la condenación y tormento eterno, esto le parecía contradictorio con la creencia de un Dios amoroso y justo. Desilusionado dejo el cristianismo hasta que lo retomo nuevamente al conocer grupos adventistas. 

Russell a diferencia de José Smith y Elena White, no se consideraba profeta, sino mas bien un restaurador del verdadero cristianismo. Russell desecho casi todo sobre el adventismo, con excepción de la interpretación del libro de Daniel y la creencia de la mortalidad del alma. Todo lo demás lo reacomodo, no acepto la trinidad, sino que considero a Cristo como creación de Dios o arcángel Miguel. La salvación estaba más centrada en conocer a Jehová y obedecerlo, que en el sacrificio de Cristo.

De ese modo la organización de los Testigos de Jehová, si enseñan un evangelio muy diferenta al apostólico, pues no creen en la salvación que Cristo da por su sacrificio en esta vida, sino que creen que la salvación se logrará en la siguiente vida, en un juicio de mil años, donde la humanidad logrará la perfección física y espiritual idéntica a la de Adán y Eva antes de pecar. Para posteriormente enfrentarse al final de los mil años al ultimo engaño de Satanás, los que logren superar el engañó tendrán la vida eterna, lo que no, serán destruidos junto con el Diablo. 

Los testigos de Jehová, tendrán que hacerse las siguientes preguntas ¿Los apóstoles enseñaron que Cristo es un arcángel? En el libro de Judas (no el Iscariote), este apóstol hace mención en el vers. 9 del arcángel Miguel, y nunca hace referencia a que sea Cristo mismo. Pero La primera carta de Pedro enseña que el Espíritu de Cristo habló a los profetas 1Pedro 1: 10 y 11. Todos sabemos que los profetas fueron inspirados por el Espíritu de Dios. Cristo de la misma sustancia de Dios, es lo que enseña Filipenses 2:6. La Biblia nos enseña que el titulo o definición inspirada por Dios para referirse a Cristo, es el de "Hijo de Dios" (Mateo 16: 13 al 18), no el de arcángel, ni la segunda persona de la trinidad, ni cualquiera que inventen los hombres.

Otra pregunta que se deben hacer los testigos de Jehová, es ¿Donde enseñan los apóstoles, que el pueblo santo de Dios, debe de enfrentar un juicio milenario y un engaño de Satanás para saber si realmente son salvos o no? ¿Qué apóstol o escritura de la Biblia enseña que los hombres en el juicio final tendrán que perfeccionarse física y espiritualmente al nivel de Adán y Eva antes del pecado? ¿Que apóstol enseña que la Iglesia no es salva en esta vida sino hasta el resultado final del juicio de mil años? Pablo enseña que los creyentes irán a un juicio según sus obras, no para ver si eres salvo o no, sino para recompensa. 

1 Corintios.
3:11 Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo. 
3:12 Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, 
3:13 la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. 
3:14 Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. 
3:15 Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.

Pío IX y su dogma de María como mediadora de gracia. 1854.

Otra de las nuevas revelaciones del siglo XIX, y que ha influido en los presentes siglos, es el dogma infalible (según los católicos) de María como dadora de gracia redentora. 

Según la Biblia, la gracia redentora de Dios es un regalo inmerecido para los hombres que son salvados no por su esfuerzo o méritos personales, sino por el sacrifico de Cristo en la cruz, todo el que deposite su confianza en el sacrificio de Cristo, es declarado justo, a pesar de que aun es pecador, esto es gracia redentora. Efesios ". 8 y 9

Y según el Papa Pío IX, en uno de sus escritos dirigidos a los obispos expresa lo siguiente: "Vosotros sabéis venerables hermanos, que toda la base de nuestra fe esta puesta en la santa Virgen. . .Dios la ha revestido de la plenitud de todo bien, para que en adelante, si hay en nosotros alguna esperanza, si hay alguna gracia, si hay alguna salvación, debemos recibiera solamente de ella, según la voluntad del que nos dará la posesión de todas las cosas por María".

Después de toda la aprobación de la mayoría de los obispos, el 8 de Dic. de 1854, Pío definió el dogma oficial. Y hay que recordar que el termino "dogma" es una declaración de la verdad, la cual no se puede alterar o modificar y que todo creyente debe de creer para salvación. El dogma enseña sobre la inmaculada concepción de María  y posteriormente en el Concilio Vaticanos II, el termino de "corredentora" ya que anteriormente Pío XI la declaró "espiritualmente crucificada con su Hijo crucificado".

Si alguien tiene dudas de como los católicos le han otorgado a María atributos  como dadora de gracia redentora vea este enlace http://www.alcanceevangelistico.org/realmentemaria.htm

Sin duda este es un nuevo evangelio muy distinto por el enseñado por los apóstoles, por lo que podemos concluir que Gálatas 1: 8 y 9, resulto un texto que ya previa el surgimiento de nuevos evangelios, nuevas revelaciones, donde el sacrificio de Cristo no es suficiente para muchos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada